miércoles, 30 de mayo de 2012

PAPIRO DE TULLI

En las culturas antiguas, aparecen incógnitas aun no develadas, ni siquiera con el apoyo de nuevas tecnologías. Pero la búsqueda de evidencias ha sido incesante, no sólo por quienes se acompañan de el aval científico, sino también por curiosos, estudiosos, foristas entregados al estudio y muchos otros, todos importantes. Uno de esos misterios, recurrente por cierto, es la presencia de luces que, de manera inteligente recorren el cielo. La descripción es semejante en todos los casos. Los testimonios y relatos son innumerables, la descripción tienen enormes semejanzas. Uno de ellos, es el conocido PAPIRO DE TULLI, escrito en una variante cursiva del jeroglífico convencional y con apenas unos dieciocho centímetros de ancho, este documento es claro y preciso. Tan sólo que hay serias dudas pues aunque este es el texto que se conoce, podría tratarse de una traducción errada, que en español apareció en Septiembre de 1957. La narración de la visión de una extraña bola de fuego en los cielos que produjo la lluvia de peces y aves, podría quizá considerarse el primer testimonio OVNI de aquellos tiempos. "En el año 22, tercer mes de la estación de peret (la germinación) en la hora sexta del día (14 h.) [...] dos escribas de la Casa de la Vida vieron un círculo de fuego que estaba viniendo por el cielo. No tenía cabeza. Su olor era áspero. Entonces, ellos tuvieron miedo y huyeron, [...] y fueron a decírselo a Su Majestad. Todo está recolectado en la Casa de la Vida. Su majestad reflexionó sobre lo ocurrido. Han transcurrido muchos días después entonces [...] Son muchos al igual que todo [...] Ellos brillan en el cielo como el Sol lo hace sobre las cuatro columnas que sujetan el cielo. [...] Entonces los círculos de fuego [...] El ejército del rey estaba (en aquel lugar) y Su Majestad los vio (con sus propios ojos). Esto sucedió después de la hora de la última comida. Allí arriba (en el cielo), ellos se marcharon hacia el sur. Del cielo cayeron peces y aves [...] algo insólito desde el inicio de los tiempos. Su majestad colocó incienso para sosegar al Señor de las Dos Tierras Amón Ra, [...] en un documento de la Casa de la Vida [...] eternidad".
Pero ojo, este peculiar documento, nadie lo ha visto, ni se sabe donde se encuentra en la actualidad. Es como si siempre hubiese sido traducido de segundas manos más no de su original. Y dice el conocido investigador español Nacho Ares, que “Ni el jeroglífico, ni la escritura, ni la orientación de los ideogramas parecían demostrar tal hipótesis. Esta fue la primera sospecha de que nos encontrábamos ante una burda falsificación”. Y continúa diciendo que “…resulta muy extraño que la forma de la redacción sea totalmente moderna” Viniendo esta opinión de un estudioso como Ares, es para tomar en cuenta. Lo que si es cierto, es que no hay ninguna cultura de la antigüedad que no nos hable de esos maravillosos seres que han estado, están y estarán dándonos el apoyo evolutivo que necesitamos para integrarnos a una vibración superior propia de la conciencia planetaria. Bienvenidos a nuestro mundo.
Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.