domingo, 7 de febrero de 2016

GIGANTES, HISTORIAS INSÓLITAS

La Epopeya de Gilgamesh,  se la considera la leyenda escrita más antigua que se conoce. Ya en ella se habla de los gigantes que habitaron nuestro planeta Tierra y en este caso se habla de Enkidu, quien en las medidas que conocemos, debía tener algo menos de seis metros de estatura. Pero no es el único.

Diseminados en todos los continentes, se han encontrado esqueletos semejantes a los humanos de la Tierra, diferenciados por ser seres gigantescos.  Enkidu es uno de ellos. El encuentro de osamentas de un gigante en Java, al sur de China, los relatos de Fernando de Magallanes a su paso por la Patagonia semejan mucho a estos, pero sólo les cito unos pocos. ¿Realmente son una leyenda o forman parte de la historia aun desconocida de este planeta?

Para nadie es un secreto que así como hay osamentas enormes repartidas por muchos lugares, también hay construcciones colosales que nos llevan a pensar al menos ¿quiénes las construyeron?

Las islas Marquesas, archipiélago francés ubicado en la Polinesia, el Cuzco ubicado en Perú, el yacimiento megalítico de Ollantaytambu y paremos de contar porque podríamos encontrarnos con un esqueleto de fósil humano de algo más de cinco metros de alto que fuera desenterrado en  Filipinas. En la antigua Unión Soviética, en una gruta cerca de Mangliss se encontraron esqueletos de hombres que medían entre 2, 80 y 3 metros. Éstos presentaban seis dedos en sus extremidades, lo que nos lleva a la Biblia cuando se menciona en Sam. 21, 20 y Paralipómenos 20, 6 que “Hubo una batalla más en Gat, en la que se halló un hombre de alta talla que tenía seis dedos en cada mano y en cada pie, veinticuatro en todo, que descendía también de Rafa”. Cuando menos nos deja que pensar…

Los cuentos populares nos hablan de megalitos, menhires y dólmenes que por ejemplo en Portugal se les llama Antas o tumba del gigante, tal vez en honor a Anteo.

Unas veinticinco mil tablas de barro escritas en lenguaje cuneiforme hace 4500 años relatan algunas de las historias de estos gigantes en aquellos tiempos. Adicionalmente, entre Ecuador y Perú, se encontraron enormes osamentas semejantes a la de los humanos y las cuales fueron enviadas al Instituto Smithsoniano para ser evaluadas. Pero tampoco son las únicas. En el norte de Marruecos, en una cueva de Nador, zona próxima a las míticas columnas de Hércules donde se sabe que vivió el personaje bíblico Goliat, se encontraron tres esqueletos de niños aunque incompletos, que se dice pertenecieron a una raza desconocida de gigantes.

Cómo en todos los temas de los que aun no se tienen respuestas concretas, quienes fungen de escépticos alegan que son solo historietas para alegrarnos la vida. Sin embargo, estas osamentas dispersadas a lo largo y ancho del planeta ¿a quienes pertenecieron? ¿Son los gigantes parte de la historia oculta de nuestra humanidad o son sólo leyendas entretenidas? ¿Es posible que en lugares tan distantes como los que les cito se haya encontrado lo mismo? ¿Cómo llegaron allí?

Las preguntas son muchas. La arqueología tiene mucho que respondernos, pero intuyo que no se atreven a hablar de lo que en realidad van encontrando!

Esas osamentas enormes, ¿son originarias de la Tierra? o quizá pertenecen a seres de otras realidades que nos visitan desde entonces…

David Barclay, en su libro Extraterrestres, la respuesta definitiva de los Ovnis, Pierre Darcout,Robert Charroux, Erich von Däniken, el ex jesuita Salvador Freixedo y muchos otros, entre los que me incluyo naturalmente, relacionamos estos hallazgos se relacionan con los primeros contactos entre civilizaciones extraterrestres y nosotros, los humanos de este planeta.
Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.