sábado, 8 de julio de 2017

EL MONASTERIO VISOKI DECANI

Resultado de imagen para Pinturas en el Monasterio de Decani,Cada vez con mayor frecuencia, se analizan y encuentran evidencias de la presencia extraterrestre en nuestro planeta. De diversas formas, las manifestaciones y señalizaciones de estas son expresadas en tumbas y construcciones de gran tamaño, elementos arqueológicos y obras pictóricas que así lo señalan. Pinturas en el Monasterio de Dechani, es una de ellas.

Ejemplo del  arte bizantino del siglo XIV los muros de esta iglesia están cubiertos de imágenes que representan escenas del Antiguo Testamento mezcladas con fantásticas naves y animales legendarios. Sorprende sin duda los dibujos de esas naves, negadas totalmente por los monjes del Monasterio quienes refutan la valoración de expertos que así lo señalan. Ellos alegan que eso que podrían parecer naves cósmicas en realidad representan un eclipse solar ocurrido durante la crucifixión de Jesús y los dibujos serían el sol y la luna emergiendo por el oeste, como claramente se ve en el mural. ¡Sorprendente valoración! Puesto que tanto el sol como la luna salen por el Este.

Resultado de imagen para Pinturas en el Monasterio de Decani,Adicionalmente el relato refiere que esto duró unas tres horas, pero los eclipses sólo tienen una duración de minutos. Los argumentos esgrimidos realmente son infantiles, cabe preguntarse ¿a que tanto ocultamiento de lo que pareciera ser una realidad?

¿Es posible que unas pinturas de tantos años hayan pasado desapercibidas para la comunidad del arte pictórico? Pues sí, así ocurrió. Hasta que en 1967 una foto tomada por Aleksander Paunovich, estudiante de la Academia de Artes de Yugoslavia, apareció en una revista hoy desaparecida y una vez analizada se observaron en lo que serían las naves, algunos símbolos semejantes a los de cierta mitología mesopotámica.

Todo un misterio, que se hace real al observar las pinturas. Por otro lado, ¿por qué el pintor relaciono a Cristo con tres divinidades de la mitología mesopotámica?. Se podría pensar que el artista relaciono  al mismo Jesús, con aquellos seres extraterrestres  de la mitología mesopotámica,  nombre general con el que se conocen las sagas sumeria, asiria y babilónica.

Sólo es uno más de las manifestaciones pictóricas de las tantas que se han ido encontrando, y que nos señalan que no hemos estado solos y con seguridad, nunca lo estaremos. Los seres celestes seguirán su labor de ayudar en la evolución humana.

ASÍ PIENSO YO…

Con frecuencia encontraran entre mis artículos referencias relativas a la existencia de vida fuera del planeta Tierra.  Nada sorprendente, pues ya los libros sagrados hablan de eso. Sólo que día tras día se van encontrando más y más evidencias, unas públicas otras sostenidas en cierto sutil secreto, pero todas refieren una realidad ya inocultable.

Revistas físicas y virtuales, programación en vivo y virtual, aceptaciones y negaciones, de todo hay. Pero cuando se suman las diversas piezas de tan intrincado rompecabezas, cuando se transita el laberinto de Creta que implica esta investigación, se van reconfirmando evidencias que si bien se intentan negar, sólo quienes no quieren ver, no ven.

Solía decía el astrofísico Carl Sagan, que cuando se observa la Tierra desde el espacio, luce como un pequeño punto azul. No existen aun equipos ni tecnología suficientemente especiales como para obtener imágenes diáfanas del exterior cósmico.

Estamos en el año 2017, hace apenas dos que se fundó en la Universidad de Cornell el Cornell’s Institute for Pale Blue Dots, cuyo propósito fundamental es generar un listado de huellas digitales de la vida que se originen en exoplanetas.

Sin embargo, deseo dejar claro que cualquier evaluación que se haga será basada únicamente en los sistemas conocidos, es decir, se estimará la vida de acuerdo a las condiciones que se conocen y manejan en el planeta Tierra. Por ejemplo, sin agua no es posible la vida. Y muchas veces me he preguntado, todos los planetas existentes y cuya vida sin duda valoro, necesitan de las mismas condiciones que lo hacemos nosotros los humanos de este planeta?  Mi simple lógica, dice que no.

Estoy absolutamente segura de que los seres que habitan esos otros espacios, podrían bien parecerse a nosotros, pero ¿y si no se parecieran…? podría pensarse que la diferencia morfológica afectaría su inteligencia o evolución? Hubo un tiempo, hace milenios atrás, cuando muchos de esos seres convivían con los terrícolas de entonces, se les tomaba por dioses, precisamente por sus altas capacidades y talentos. Son esos de los que líneas atrás les decía que aparecían relatados en libros antiguos.

En nuestro planeta vivimos diversas especies, nuestra casa de habitación común, es la Tierra. Sin embargo, un pez no puede vivir fuera del agua, moriría a los pocos segundos. Pero si un humano es lanzado a la misma agua que da vida a un pez, también moriría pues sus condiciones necesarias son absolutamente diferentes.  Una bacteria requiere diferentes condiciones de vida a la de un elefante. Desde mi visión, desde una óptica sencilla, lo mismo podría ocurrir con la vida en planetas diferentes al nuestro.

Cuando se inicio la vida en la Tierra, éramos como somos ahora? No. El desarrollo evolutivo tomo eones de tiempo, todo se transformo. Las diversas humanidades se han configurado de las más desiguales formas. Los animales disminuyeron su tamaño, con el advenimiento del hombre este también fue haciendo cambios anatómicos. En esos tiempos de formación planetaria, éramos como somos ahora? Qué hace tan difícil un razonamiento que pudiera poner en peligro nuestras creencias y paradigmas?


¿Hay temor a que seres altamente evolucionados cuyas capacidades desconocemos, pudiese peligrar este lugar, nuestra humanidad o cultura? Me imagino que sí.  Por otro lado, si su voluntad fuese amenazar el bienestar de esta humanidad y siendo tan evolucionados, ¿ya no lo hubiesen logrado? No hay que ser demasiado inteligentes como para no reevaluar conceptos que falsamente se han difundido. Sin embargo, siempre habrá seres espaciales que sin duda tienen ese propósito, pero no lo han logrado y ya...¡no lo lograrán!

Lluvia de cristales verdes


Podríamos imaginar que las playas de arena verde de Hawai y las galaxias remotas tienen semejanzas? O los cometas en las frías fronteras de nuestro sistema solar, Pues… quizá sí. En todos estos casos contienen el mismo tipo de cristales verdes pues son parte de las curiosidades del Universo.

Como si fuera una lluvia una estrella emergente en la constelación de Orión, surge un inesperado fenómeno, elementos nunca antes habían sido captados y comienzan a caer unos increíbles cristales verdes que son descubiertos por el telescopio espacial Spitzer y detectado por una sonda de la NASA.

Resultado de imagen para telescopio espacial SpitzerSe trata del olivino, un mineral de la familia del silicato.  En forma de pequeñas gotas que se forman a  una temperatura semejante a la lava y luego son transportados  por nubes hacia espacios más fríos. Tienen extrañas formas que se mueven en el espacio protagonizando un hermoso movimiento cósmico.

Los cometas que nacen en regiones frías de este sistema solar donde el agua se congela, mucho más fría que la temperatura abrasadora necesaria para formar estos cristales sin embargo los contiene.

Los científicos suponen que chorros de gas disparados por el Sol regaron las regiones exteriores de nuestro sistema solar en formación logrando que los cristales se congelaran en los cometas, aunque se requiere de temperaturas inmensas para formarlos.

Los astrónomos definen que esos cristales se crearon cerca de la superficie de la estrella en formación, para luego ser transportados a la nube donde las temperaturas son mucho más frías y finalmente, cayeron de nuevo como centellas.


En realidad, las curiosidades sobre el Universo son interminables como lo es la comprensión de la complejidad del Cosmos.

miércoles, 28 de junio de 2017

EXOPOLÍTICA, ¿ciencia o ficción?

Sabes que es la ciencia de la Exopolítica?

Si nos atenemos a lo que dice Wikipedia, Exopolítica sería “una ficción que trata sobre las hipotéticas relaciones entre extraterrestres y seres humanos. También alega que sus seguidores la llaman ciencia, se basa en teorías conspirativas y en supuestos no demostrados, como la existencia de razas extraterrestres o viajes intergalácticos, y sus teorías contradicen los conocimientos actuales de astronomía, cosmología, ciencias políticas e historia.
El economista alemán Alfred Weber, acuño el término Exopolítica, tema hoy del interés de innumerable público.
Esta ciencia, porque en mi criterio lo es, se orienta hacia el contacto con habitantes de otras realidades, quienes son y de donde vienen, desde cuando nos han visitado, y cuáles son sus intenciones.

Pero mal podríamos catalogar la Exopolítica de ficción cuando un organismo del tenor de la NASA informa que registra los 4.034 nuevos planetas observados por la misión Kepler de cuales 219 tienen posibilidades de vida extraterreste. 

En mi concepto personal, miden las posibilidades de vida acorde a las únicas que conocen y son las de nuestro planeta.   Me pregunto ¿es que en todos los planetas las necesidades para la vida son las mismas?
Para CEINPLA, Escuela del Conocimiento para la Evolución, hay una lógica que se expresa desde las innumerables referencias de los numerosos libros sagrados que citan a estos seres, las evidencias arqueológicas encontradas en distantes puntos del planeta pero de figuras y diseños de inmensas semejanzas.

Documentos, fotografías, testimonios, resultados de investigaciones arqueológicas, expedientes reservados en diversos países y encuentros de osamentas etc. como lo que dice el investigador Corey Goode sobre “cámaras de suspensión” que han estado manteniendo perfectamente preservados por milenios a los gigantes y no es el único investigador sobre el tema. 

VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE, un tema real.


Son diversos los temas que inquietan a la humanidad sobre la perpetuidad, el más allá, si tenemos un alma,  las deidades, la vida extraplanetaria, etc. Pero sin duda la pregunta más impactante y contundente es ¿existe la vida después de la muerte? Inquietud a la que se van sumando personalidades de la ciencia antigua y la contemporánea.

Ya por el siglo IV a.C Platón, en su obra el Fedón argumentaba que la inmortalidad del alma era una realidad.

Hoy en día, el ruso Yuri Bérland estudiante  de la Universidad Federal de los Urales, en Rusia, asevera que es  matemáticamente comprobable que hay vida después de la muerte, y busca aportes económicos para demostrarlo. Pero no es el único y ocuparía muchas páginas citando los innumerables personajes, en su mayoría científicos, que opinan lo mismo.

El Dr. Raymond Moody filosofo licenciado en la Universidad de Virginia, donde obtuvo un B.A. (1966), un máster (M.A., 1967) y  en 1969 un Ph. D. en dicha especialidad. También obtuvo un doctorado en psicología en la West Georgia College, donde más tarde sería profesor. En 1976, le concedieron el doctorado (M.D.) en el Medical College de Georgia. Más adelante en 1998, en la Universidad de Nevada, Las Vegas Moody fue designado Chair in Consciousness Studies. Tras obtener su doctorado, trabajó como psiquiatra forense en el hospital estatal de máxima seguridad de Georgia. (Wikipendia) y es autor de un importante libro sobre vida después de la muerte llamado Vida después de la vida.

Recientemente se ha dado a conocer la reciente experiencia del Dr. Fernando Dangond, profesor de neurología en Harvard y director médico de Neurología en la farmacéutica Merck amen del Dr. Eben Alexander, neurocirujano de la misma universidad de Harvard, ambos casos de escépticos quien nunca creyeron en la realidad de una existencia no física del espíritu. Con una concepción materialista del universo, alegaban que la idea del alma era absurda, hasta que en el caso del Dr. Dangond Castro tuvo una experiencia paranormal a través de su esposa y el Dr. Alexander a quien una meningitis bacteriana lo colocó durante los siete días en estado de coma experimentando una transformación absoluta en su manera de pensar, ahora basado en las experiencias vividas durante ese trance.
Hoy en día ambos afirman y confirman que nuestra vida aquí se basa en llevar a evolucionar nuestras almas, es una prueba de amor por nosotros y el prójimo, en aprender a ser compasivos.

El Dr. Alexander visito el reino de la eternidad donde dice que la comunicación es telepática y las respuestas a las interrogantes son respondidas de inmediato. El espacio donde se encontraba era una realidad que aunque incomprensible es absoluta, donde se podía lograr todo lo deseado con tan sólo pensarlo, donde la calidad y el estilo de amor es más universal, donde no se sentía solo sino por el contrario, siempre seguro.

Aquel espacio que aquí en la tercera dimensión denominamos cielo sería una versión del lugar donde él se encontraba, pero la ciencia ortodoxa aun no acepta estos postulados ni le interesa, como a Platón, saber si el alma es inmortal ni si ese cielo es o no real. Lo que sí le interesa es establecer el vínculo entre la conciencia y el cerebro. La postura clásica es que la conciencia es un producto de la actividad cerebral y  se extingue cuando este deja de funcionar.

Me pregunto, ¿el ambos doctores procedentes de una muy reconocida universidad ―Harvard― son menos científicos que sus otros colegas?


Hay una realidad que confirma la vida después de la vida, ya tenemos sobre este tema innumerables respuestas que lamentablemente la ciencia no desea aceptar para no mover las estructuras de su conocimiento formal, sin embargo su no aceptación no hace menos auténtica esta verdad.

sábado, 24 de junio de 2017

FORMACIÓN LÍDERES PLANETARIOS


BROCH DE MOUSA, TORRE PREHISTORICA

Resultado de imagen para BROCH DE MOUSALos tiempos históricos, todos, han recibido denominaciones específicas, que nos permitan identificarlos. La Edad del Hierro es una de ellas, precisamente cuando se   populariza el uso de ese metal.  Es en esos tiempos cuando en Escocia en la su período tardío, se hace construcciones en piedra seca llamadas brochs, y en abundancia precisamente en los países nórdicos,  el archipiélago de las islas Hébridas en la costa oeste de Escocia y algunos otros lugares.
Suele decirse que su función era defensiva, pues durante las invasiones vikingas fueron ocupados por esos ejércitos y en las sagas aparecen mencionados. Sin embargo otros estudios dicen que, por su altura, podrían no ser aptos para ello, pero en los brochs conocidos aparecen rasgos que indican que eran viviendas por haberse encontrado en ellos un estanque de agua y hasta un fogón. El uso que se le diera a estos sorprendentes elementos, es tan extraño que incluso  llegaron a ser remodelados dándole a lo que serían sus puertas, mayor altura, dejando ver que los constructores fueron unos y los ocupantes otros, estos últimos de mayor estatura.
                                             
El  más elevado de todos los conocidos, es el Broch de Mousa, ubicado en la isla del mismo nombre, en el archipiélago de Shetland. Con más de diez metros de altura, si bien internamente es de los más pequeños. Algunas referencias citan que tenían dos pisos enlazados por una escalera. Para entrar en él, una puerta en la base permite al visitante investigar que hay dentro del broch. En ese piso inferior elaborado en madera, hay tres divisiones, que suelen tener una suerte de repisas en las paredes.                   
Pero no sólo se encuentran en los lugares ya citados, se dice que la confederación de tribus conocidos como pictos, del lado opuesto del país, diría al norte y centro, fueron quienes reconstruyeron algunos de ellos. El escritor y poeta británico Walter Scott los describió como una fortaleza picta”, pero no fue el único que hablo sobre ellas. Medio siglo antes ya Geore Low, quien fuera administrador de la NASA, había elaborado unos dibujos que claramente mostraban el interior de estas misteriosas construcciones.
Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.