sábado, 20 de abril de 2013

LA INFLUENCIA DEL PLANO ASTRAL EN LA CANALIZACION


Mario Liani suele obsequiarme periódicamente con artículos sumamente interesantes. Esta vez recibo un artículo escrito por Gerrit Gielen  y titulado La influencia del plano astral en la canalización sobre cuyo texto quiero exponer mis puntos.

GG dice: 2012 se acerca a su final. Se hace dolorosamente claro que casi todas las predicciones referidas a este año -muchas de ellas, canalizadas- no se han cumplido. Ni grandes desastres naturales, ni la inversión de los polos, ni la ascensión en masa, ni el cataclismo de Niburu, ni la Federación Galáctica, ni la llegada de un maestro mundial… por mencionar sólo unas cuantas. 

En apariencia, se ha canalizado mucha información falsa. ¿Cómo puede ser? ¿No recibe el canalizador una inspiración superior? ¿Nos engañan quienes canalizan, o están confundidos por su propia imaginación?
En otra parte del texto dice que hay influencia del plano astral en los mensajes emitidos por canalización. Y se pregunta ¿qué es lo que va mal? 
Y más adelante expresa:
¿Cómo reconocer la información como impura?
La información pura procede del plano del alma, del plano espiritual: un plano de unidad, amor, libertad, respeto por todo cuanto vive. La información pura conmoverá nuestros corazones, y nos dará una sensación inmediata de paz, amor y libertad. Nos hace sentirnos bien en el universo en el que vivimos; nos proporciona una sensación de confianza en nosotros mismos. La información pura conduce a una comprensión real de quiénes somos. 
La intención de la información impura siempre es frustrar el desarrollo espiritual de la humanidad, y reforzar el plano astral al crear nuevas ilusiones y miedos. La información impura tiene las siguientes características: 
-La información impura proclama la dualidad: “Eso es malo, esto es bueno; aquellos están equivocados; hay conspiraciones contra la humanidad; van a ocurrir desastres”, etc. 
Es evidente que aquellas predicciones que no se cumplieron o bien no fueron canalizadas aunque así lo entendiesen quienes creyeron canalizarlas o bien no fueron adecuadamente interpretados los mensajes. Y de acuerdo con mi experiencia, le daría el cincuenta por ciento a cada opción. No es que la información sea falsa sino que hay una confusión entre lo que es mediumnidad y lo que es canalización llegando a interpretarse la primera como si fuera la segunda. 
La información verdaderamente canalizada se obtiene de espacios frecuenciales que parten de la quinta dimensión, pues más abajo se encuentra el plano astral y de allí si se puede obtener contenidos que no son los verdaderos en conocimiento. Pocos canales alcanzan más arriba, pero si hay quienes lo han logrado.
Es desde ese espacio –quinta dimensión- desde donde se inicia la información más pura, concreta y  bien diferenciada. Esta aunque diversa -dependiendo del canal, conlleva al desarrollo de la conciencia, al conocimiento generalmente de materias inéditas y no emite juicios de valor. En los casos en los que se habla de lo que nosotros consideramos desastres, ellos lo expresan como ajustes y limpiezas planetarias.
Tal como digo en el capítulo VII de mi obra EMISARIOS DEL MÁS ALLÁ, un canal verdadero jamás impone criterios mientras un supuesto canal ordena y exige; el canal verdadero no da fechas ni nombres pues habla en metáforas y parábolas. Y así, hay un cuadro con detalles de las diferencias entre un canal verdadero y uno supuesto. Tan simple como que un canal auténtico se limita a conducir la información sin poner ni quitar de su parte ni una coma y siendo emisario deberá poderse ajustar a la frecuencia vibracional del emisor,  quien dicta el mensaje.
Esta no es una materia sencilla por lo sencillo de ser tergiversado. Lo que sí puedo asegurarles es que los contenidos que proceden del plano astral en absolutamente nada tienen que ver con los que derivan de espacios de alta luz. Aquí los mensajeros son de alta luz, en el astral, la luz es disminuida, diferente. Igualmente serán los mensajes.
Los insto a ser cuidadosos cuando lean mensajes que llegan de muchos lados y que podrían aparentar ser lo que no son.
Deseo aprovechar esta oportunidad para invitarlos a visitar losmaestrosnoshablan.blogspot.com

REFLEXIÓN SABATINA


El éxito es algo que todos deseamos, por lo que mucho hay que trabajar para que los logros nos lleven a él. No se trata de milagros ni de una pastillita que ingerimos para librarnos de un malestar, es un instinto espontáneo,  un ritmo de trabajo sostenido donde la palabra no tiene doble discurso y se reconoce el poder de ella, donde todo cuanto ocurre se hace desde la mejor intención. Son pequeños y grandes detalles que nos conducen a la conquista del triunfo, del reconocimiento.
Lo que sin duda no podemos hacer es escondernos como el avestruz. Asomar los ojos para ver únicamente el entorno inmediato pero con la cabeza literalmente escondida y con los temores a flor de piel. Lo que disminuye el impulso con que se va hacia el ansiado éxito es no elevarse más allá del promedio, opinar sin conocimiento de causa, como a veces ocurre en las redes sociales, tan de boga en estos días. Esas cosas las notamos  en los comentarios de personas que a veces ni viven en nuestro país, pero que se atreven a emitir juicio sobre temas absolutamente desconocidos  para ellos. Oyen rumores, leen comentarios, pero no son copartícipes de nuestra cotidianidad sin embargo se permiten emitir opinión.
Ah! y con el agravante de herir susceptibilidades e incluso a veces, hasta ofender. ¡Qué mala costumbre creer que con insultos y palabrotas logran sus objetivos!
Aquí mismo, hay quienes adjetivándose como “seres de luz” intentan asustar con karmas a quienes actúen o piensen diferentes. ¿Será que no conocen lo que es el libre albedrío? Estoy segura que no conocen que el karma se activa tanto por acción como por omisión y callar es una de ellas.
Cada uno de nosotros, dentro de las más puras reglas de respeto tenemos el derecho a opinar no necesariamente igual al otro. Ambos tenemos la obligación de actuar con compostura, honrando el libre albedrío de la otredad. ¿Qué no estemos de acuerdo? Y ¿en qué clausula está escrito que tenemos que estarlo?
La diversidad es importante. De ella nace una mejor vida para todos, prolifera el aprendizaje de aquello que no conocemos y se expande el conocimiento de unos y otros.
Les propongo seguirnos expresando, pero dentro de estas normas, que contribuyan a mejorar nuestra convivencia ciudadana sin darle espacio a la promoción de sentimientos bastardos. Vamos unidos, aunque pensemos diferente.

CUENTOS PEQUEÑOS PARA GENTE GRANDE


 
 
Aunque este blog se estableció para divulgar conocimiento holístico y esotérico procedente de las canalizaciones de los discípulos de CEINPLA, en poco tiempo les asombraré con la publicación de mi primer libro de cuentos. Un estilo diferente, un formato distinto pero con hermosos contenidos que sin duda les sorprenderán. 
Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.