viernes, 6 de mayo de 2016

Conferencia en Mindalia

EL MUNDO DE LO INVISIBLE


Día por día crecen los especialistas en estudios de la mente, como  suman los interesados en la paranormalidad, pues ahora las experiencias anómalas son vistas por  los medios de comunicación, como un elemento de fascinación y encanto para el gran público.

El hombre está lleno de miedos, especialmente a lo que no puede ver, entender o que le genere inquietud, pero cuyos efectos son perceptibles. Cree sólo en lo visible, en el producto de la vida material, el mundo de las formas, la tercera dimensión, dónde únicamente acepta como real, lo tangible. Rechaza lo que teme saber. Mis años de experiencia en el mundo de la paranormalidad, me han demostrado que, aun aquello que no vemos ni tocamos,  existe.

Una de los formas que mayor interés ha creado, tanto en el público en general como en el mundo de la experimentación, es la del contacto con seres incorpóreos. Sus mensajes son atraídos al espacio de la forma por quienes conocemos como “canales” o “antenas”.  En otros tiempos el desprestigio los cubría, hoy, son perseguidos tanto por la prensa, como por estudiosos, ávidos de saber qué hay más allá de lo evidente. Profesionales de todas las áreas del saber, sean científicas, humanísticas o artísticas, investigan sobre este tema. Pero…¿podríamos investigar en algo que no existe?

En muchos casos, a esas personas capaces de obtener información desde el más allá, se les tildó de esquizofrénicos u otras patologías semejantes. En otros, se les confundió con mediums. Sin embargo, la realidad es que no todo quien escucha voces es un enfermo pero tampoco todos son canales. Por ello he alentado el análisis concienzudo de estos casos, sencillamente porque he asistido a la evaluación psiquiátrica y psicológica de no pocas personas. De estos, un importante porcentaje demostraron estar tan sanos como cualquier lector interesado en este tema, mientras un grupo menor fue sometido a adicionales rondas de pruebas, resultando necesario atención médica calificada. Fueron unos pocos.

A medida que la ciencia expande sus puertas para entrar en lo que un día desecharon, nos permitimos reconocer cuando “escuchamos” un mensaje que llega de un espacio indeterminado.

Los científicos más ortodoxos, cierran los ojos ante la posibilidad de confirmar aquello que, por siglos, han negado, cosa que ha ocurrido desde épocas remotas, hoy superadas. Por los estudiosos contemporáneos de las ciencias de la mente, ampliando sus criterios y  analizando los eventos. Pero hay un importante número de analíticos, investigadores de mente abierta, que se deciden a ver algo más allá de lo evidente. Que han comprendido que en el mundo de lo invisible están las respuestas, que en otras esferas no han logrado obtener.

Me pregunto, ¿en qué grupo se ubicaría usted? Queda mucho por decir.






DIFUSORES DEL CONOCIMIENTO


miércoles, 4 de mayo de 2016

EVANGELIO DE BERNABÉ

En el año 2000 fue descubierto y mantenido en secreto en el Museo Etnográfico de Ankara, una Biblia con más de 1.500 años de antigüedad. Es un libro curioso hecho en cuero y escrito en uno de los dialectos del arameo, que los expertos en su evaluación aseguran que es el original.

Motivo de preocupación para el Vaticano, quienes solicitaron a las autoridades turcas la autorización para que sus expertos lo evalúen. Esta Biblia contiene el Evangelio de Bernabé, nacido en Chipre de una familia judía, quien fuera uno de los discípulos de Jesús y cuyo verdadero nombre era Jose.

Era un predicador exitoso, muy devoto  y seguidor de Joshua a quien un grupo de seguidores cambiara el nombre por el de Bernabé. Poseía un gran conocimiento de las palabras del Maestro y fue con esos recuerdos que escribió  las enseñanzas que de él recordaba. Hay cuatro evangelios aceptados, sin embargo este es un relato de quien fuera un testigo presencial.

Sin embargo no hay claridad en la evaluación de este libro, pues un fragmento dice que ese libro fue escrito por monjes del Monasterio de la Alta Nínive, en el año 1500. 

Pero este no es el único evangelio existente, se cree que hay varios otros conocidos como Evangelios del Mar Muerto. En términos generales, este Evangelio de Bernabé, también es cuestionado por la iglesia católica, pues su contenido contradice los dogmas fundamentales.


Pero naturalmente hay quienes no aceptan bajo ninguna circunstancia la veracidad de este importante documento alegando que es una falsificación del original escrito en el siglo I. Sopesadas las probabilidades, aquellos cuatro evangelios aceptados, guardan muchísima semejanza con el contenido del de Bernabé. Sin embargo como diferencia fundamental, en ninguno de los otros cuatro evangelios aparece la cita sobre Mahoma, que si aparece en el de Bernabé, por lo que también en el mundo islámico este documento ha generado preocupación.

TRIÁNGULO DEL DRAGÓN

TRIÁNGULO DEL DRAGÓN

Mucho se ha dicho sobre los misteriosos y oscuros sucesos del “Triángulo de las Bermudas” pero no es el único lugar de la Tierra donde ocurren sucesos insólitos e inexplicables. Hablemos pues del “Triángulo del Dragón” también conocido como Ma-no Umi o Mar del Diablo, curiosamente ubicado en el lado planetario opuesto al primero, en Japón.

Partiendo del oeste de ese país, al norte de Tokio, el Triangulo del Dragón sigue una línea hasta el Pacífico en una posición que al igual que el de las Bermudas, forma un patrón triangular.

Hay cartas de navegación en las que marinos experimentados han incluido trozos de tierra en los que han desembarcado y que ya no existen, pero que desde hace milenios  los japoneses acusan de zona peligrosa, pues en ella han ocurrido sucesos muy extraños amen de múltiples desapariciones casi siempre sin dejar rastro. Y no son únicamente personas, son pesqueros, aviones con tripulación y todo y naturalmente, buques de la armada. Esto despertó la inquietud científica y gubernamental en Japón.

Como todo aquello que no conocemos, está sujeto a interpretaciones fantasiosas, una de ellas habla de dragones que de un solo bocado hacen desaparecer las islas y luego enlazan las embarcaciones y llevan a los pescadores a cuevas submarinas. Simultáneamente en  una leyenda japonesa, relatan que precisamente bajo Ma-no Umi hay un reino sin tiempo pues este se detuvo y existen  barcos fantasmagóricos que aparecen repentinamente para desaparecer casi de inmediato.

Pero también hablan de demonios marinos, fondos movedizos del mar, y grandes caídas de agua que llevan a profundísimos pozos submarinos.

La realidad es que esa es una zona de fuerte actividad sísmica, con fosas de más de diez mil metros de profundidad por lo que hay trozos de tierra que sobresalen pero desaparecen velozmente por lo que no pueden ser representadas ni cartografiadas. Algo extraño ocurre allí, pues se supone que se trata de fallos de navegación, como alegaron quienes finalmente desaparecieron pero dejaron un último testimonio de su experiencia.


En virtud de las cosas sorprendentes que aquí ocurrían, las autoridades navales japonesas decidieron estudiar esos eventos, para lo que hace unos sesenta años decidieron que el buque “Kaio Maru 5” investigase los sucesos. Y entonces encontraron que del otro lado del planeta, un espacio conocido como Triangulo de las Bermudas generaba los mismos misteriosos eventos que los del Mar del Diablo. 

EL MONASTERIO VISOKI DECANI

EL MONASTERIO VISOKI DECANI

Cada vez con mayor frecuencia, se analizan y encuentran evidencias de la presencia extraterrestre en nuestro planeta. De diversas formas, las manifestaciones y señalizaciones de estas son expresadas en tumbas de gran tamaño, elementos arqueológicos y obras pictóricas que así lo señalan. Pinturas en el Monasterio de Dechani, es una de ellas.
Ejemplo del  arte bizantino del siglo XIV los muros de esta iglesia están cubiertos de imágenes que representan escenas del Antiguo Testamento mezcladas con fantásticas naves y animales legendarios. Sorprende sin duda los dibujos de esas naves, negadas totalmente por los monjes del Monasterio quienes refutan la valoración de expertos que así lo señalan. Ellos alegan que eso que podrían parecer naves cósmicas en realidad representan un eclipse solar ocurrido durante la crucifixión de Jesús y los dibujos serían el sol y la luna emergiendo por el oeste, como claramente se ve en el mural. ¡Sorprendente valoración! Puesto que tanto el sol como la luna salen por el Este.
Adicionalmente el relato refiere que esto duró unas tres horas, pero los eclipses sólo tienen una duración de minutos. Los argumentos esgrimidos realmente son infantiles, cabe preguntarse ¿a que tanto ocultamiento de lo que pareciera ser una realidad?
¿Es posible que unas pinturas de tantos años hayan pasado desapercibidas para la comunidad del arte pictórico? Pues sí, así ocurrió. Hasta que en 1967 una foto tomada por Aleksander Paunovich, estudiante de la Academia de Artes de Yugoslavia, apareció en una revista hoy desaparecida y una vez analizada se observaron en lo que serían las naves, algunos símbolos semejantes a los de cierta mitología mesopotámica.

Todo un misterio, que se hace real al observar las pinturas. Por otro lado, ¿por qué el pintor relaciono a Cristo con tres divinidades de la mitología mesopotámica?. Se podría pensar que el artista relaciono  al mismo Jesús, con aquellos seres extraterrestres  de la mitología mesopotámica,  nombre general con el que se conocen las sagas sumeria, asiria y babilónica.

Sólo es uno más de las manifestaciones pictóricas de las tantas que se han ido encontrando, y que nos señalan que no hemos estado solos y con seguridad, nunca lo estaremos. Los seres celestes seguirán su labor de ayudar en la evolución humana.
Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.