lunes, 8 de julio de 2013

PAPA FRANCISCO I, ¿un contactado?



En años recientes, entre enero del 2011 y el mismo mes del año siguiente, un grupo de astrónomos investigadores, descubrió una señal de radiofrecuencia cósmica que parecía originarse más allá de la Vía Láctea. Fue tan breve que duro fragmentos de segundos, lo curioso es que no fue la única, hubo otras que venían de diversos puntos del cosmos, todos procedentes de mucho más allá. Sobre este tema en la revista Science leo de James Cordes uno de sus artículos, que “Aún es pronto para identificar los orígenes de este tipo de eventos astrofísicos”. Esos sonidos, ¿proceden de inteligencias cósmicas?

Por otro lado, numerosas investigaciones procedentes de otros peritos y estudiosos, hablan de la indudable presencia de vida fuera de nuestro planeta y es que ¿cómo seguir creyendo que en la infinitud del cosmos sea la Tierra el único planeta habitado?  
 
 
Chris Putnam y Thomas Horn, autores del libro Exovaticana,  obcecadamente señalan las poderosas motivaciones de la presencia de estos seres en nuestro planeta, refiriéndolos como demonios interventores de esta humanidad, trabajo que –según ellos– volverán a hacer.  

El reconocimiento de la existencia de vida en otros lugares fuera del planeta azul,  daría inicio a un nuevo capítulo en la historia de la humanidad. Y es que viene acercándose cada vez más pues en el curso de  las investigaciones, ha sido el Vaticano quien valientemente ha dado un paso adelante.

Hay muchos prelados cuya posición frente a este hecho es que al  hombre le corresponde ubicarse como ciudadano del universo y aceptar a los habitantes de otros mundos como sus semejantes.

A tal punto ha llegado la certeza, que no basta con las afirmaciones de una diversidad de libros antiguos –incluyendo las biblias–, sino que se afirma que el recién elegido Papa Francisco I finalmente revelará la existencia de éstos seres como una realidad concreta y verdadera, de la cual ya ofreció sus primeras declaraciones.
 
La afirmación de Francisco I es una voz fuerte alzándose frente a siglos de silencio, pero no es el único que, dentro de los predios vaticanos, afirma y reafirma esta realidad ya escrita en los libros sagrados de la antigüedad. Pero Putman y Horn alegan que su posición es la de la comunidad jesuita, a la que pertenece, señalando a esas inteligencias foráneas como salvadores. 

La posición del Vaticano es absolutamente definitiva y formal, nada nueva. En una homilía del Papa Benedicto XVI en 2009, ya hubo evidencia clave de los preparativos del Vaticano para la aceptar la presencia extraterrestre.  Pero el Director del Observatorio Vaticano en Castel Gandolfo, el Padre José Funes alegaba que era posible que ellos existieran, pero que en realidad no eran más que ovejas perdidas.

La polémica dentro del ámbito de investigadores religiosos nos obliga a recordar a Guy Consolmagno, astrónomo del papa quien aseguraba la presencia extraterrestre como una realidad tal, que sugirió bautizarlos. ¿Bautizar a quienes no existen? Actualmente a Consolmagno se le ubica en los cuarteles generales del Observatorio Vaticano  ubicado en el  Palacio de Castel Gandolfo y es portavoz del Grupo de Investigación del Observatorio Vaticano.  Vale preguntarse, si su dedicación es a la promulgación de la fe cristiana, ¿para qué necesitan un observatorio?

Sin olvidar al célebre Monseñor Corrado Balducci, sacerdote exorcista para la Arquidiócesis de Roma y amigo personal del Papa Juan Pablo II, quien durante años demonizo a los hermanos de las estrellas para terminar reconociéndoles como hijos del mismo Dios. Por otro lado, cuando se es "amigo personal" del Papa y se ha vivido 52 años en los dominios vaticanos, ¿hubiese Balducci ofrecido las declaraciones que dio sin la previa aprobación del Papa? 

Hoy en día, se le acusa de falso profeta, sencillamente porque acepta una realidad de la cual hay incontables evidencias. Estoy segura que hay un vínculo entre, por ejemplo, la NASA o cualquier organismo semejante con los observadores del vaticano.

Y no ha de pasar mucho tiempo antes de que este tema sea tomado como algo natural y regular, apartando las fantasías y mentiras a que intentaron  acostumbrarnos religiosos, científicos, ortodoxos y radicales.

Nosotros los contactados, reconocemos que en el innumerable número de galaxias conocidas que componen los universos conocidos, no sólo puede ser la Tierra el único espacio habitado, pues hemos tenido la oportunidad de interactuar, con incontables seres de allende el cosmos.  Tenemos evidencias  donde hermanos del espacio, unos de semejanza humana y otros no, vinieron y aun se encuentran entre nosotros para ayudarnos a recorrer los escabrosos caminos de la evolución, de forma no invasiva. 

El lector tiene la oportunidad de creer o no y es por ello que les hablo en esta oportunidad del Estado Vaticano y sus investigadores, una realidad desde hace un par de miles de años, que sólo recientemente modificó su opinión, pasando de la radicalización demoníaca al concepto de hijos del mismo Dios.
También puede preguntarse, si el nuevo Papa Su Santidad Francisco I, ¿es un contactado? Si no lo es, qué generó sus recientes firmes declaraciones....



 
 
 
 




 



 
 





 

 

  
Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.