martes, 20 de diciembre de 2011

MIRANDO HACIA EL FUTURO


El año que termina fue maravilloso, tanto que hasta una biznieta me regaló: es la princesa que ilumina esta nota. Amplié mis rumbos, aprendí cosas que no conocía, incursione como escritora en otras áreas, y disfrute de hermosas palabras obsequiadas a mi trabajo. En el año 2011 me toco aplicar para mí aquello que enseño a otros: aprendí que EL VUELO DEL ÁGUILA nos toca a todos y me tocó a mí. Mi hermano menor lo hizo. Fue un gran maestro para mí.
Este año, concluye con un saldo positivo en diferentes aspectos, pero el más importante, el del aprendizaje.
Ahora que me toca escribir esta nota para los que generosamente me leen, les propongo que como Alicia, levanten el rostro mirando hacia el futuro, con sonrisas, con la seguridad de un mejor porvenir. Nos preparemos para los retos que nos tocarán. Será un año de transformaciones internas y externas. Año de la conciencia, cuando sentirán en sus corazones esa mágica llama donde la bruma se aleja para dar paso a la radiante luz.
Para cada uno de nosotros, 2012 sin duda será el año realizar sueños.
Los invito a acompañarme desde ya mirando hacia el futuro.


No hay comentarios:

Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.