viernes, 25 de diciembre de 2015

CDL LUZ Y EVOLUCION

En el universo todo es luz y evolución, como lo es el humano, resultado de un largo y elaborado proceso que comienza como un corpúsculo lumínico que lo contiene todo, pues la luz es información y conocimiento. Esta entra en los cuerpos luminosos en forma de corpúsculos de luz. Cuando el hombre respira ―inhala―, toman una parte del cuerpo de energía universal llena de información, el ser decodifica lo que necesita, y al expulsar el aire remanente ―exhalación―  devuelve parte de lo tomado a ese cuerpo cósmico que sustenta todo lo que existe; no es otra cosa que el dar y el recibir.

La matriz fundamental  de la vida, es una banda luminosa que rodea al hombre, es el cuerpo de luz,  que permanentemente acompaña su creación física, en otras palabras: el hombre es un cuerpo de luz que temporalmente utiliza un cuerpo biológico, el cual ―en esta realidad― es importante cuidar y vigilar. Es semilla cósmica, plantilla genética universal.

El cuerpo de luz (CDL) es una suerte de inmensa membrana  celular que cubre y nutre el físico a la vez que transmite y codifica la información que recibe  y a medida que establece una conexión completa con él y mantiene constante esa relación, permitirá un gran salto en todos los procesos evolutivos. Se trata de  un escudo protector, algo más que una energía, por ello nada que no sea semejante a su vibración penetra a él pues impide y protege de lo que puede dañarlos. Es una conciencia lumínica de muy alto desarrollo, con un intercambio permanente de luz y conocimiento, un archivo estelar viviente en el que todo pueden encontrarlo.

Ese cuerpo de luz el humano lo adquiere parcialmente cuando el ovulo femenino es fecundado y lo completa cuando la criatura gestada respira por primera vez, pues él alimenta e informa al cuerpo físico.

De allí parte toda la configuración de carácter energético que le da forma y sostiene el cuerpo biológico necesario al hombre para experimentar la tridimensionalidad.  

1 comentario:

Pachika Meditations dijo...

Que interesante tema. Me fascina como escribes! Gracias, Martha! Mucha luz para ti.
Patricia Palma

Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.