viernes, 25 de diciembre de 2015

PODER DE LA BENDICIÓN

EL PODER DE LA BENDICIÓN

Cuando llegan días tan importantes como estos que están transcurriendo, las palabras  más usadas son feliz y se cita el día de la celebración. En unos casos Januka y en otros Navidad. En ambos, el maravilloso deseo de felices fiestas es lo que prevalece, más allá de cuál de ellos se celebre.  Pero la palabra que más he recibido en estos días ha sido “bendiciones”,  inefable término que no es otra cosa que el llevar luz al ser a quien se bendice, el reconocimiento de haberlo recibido del mismo y la materialización del bien decir de quien así se expresa para quien va dirigido. Y como toda palabra, va cargada de la energía con la que fue pronunciada.
De quienes están en la escuela CEINPLA, de casi todos los que ya no están pues voluntariamente han ido a compartir su conocimiento pero jamás perdieron el contacto, y quienes los avatares del destino los llevo fuera del país. Alumnos de la Escuela que estuvieron en los inicios y sólo una de ellas permanece presente, otros que hace mucho tiempo se formaron, y algunos que tuvieron constancia en talleres. Desde sus diversos espacios, muchísimos de ellos permanecen de diversas formas tanto unidos a la Escuela como a mi. Sólo uno de mis amados discípulos, inocente canal de lujo, viajo este año a campos de luz reiterando sus aprendizajes en tercera dimensión y cultivando otras. 
Esta foto del laureado fotógrafo Nicola Okin Frioli que nos muestra lo intricado del camino al final del cual vemos la inefable luz de nuestro hacer. Nos señala que son tiempos de reflexión y sin duda todos lo hacemos para evaluarnos y rescatar las conductas  que se pudieran haber sucedido dentro o fuera de la voluntad, otras por la necesidad. Eliminar la soberbia, arrogancia, altanería. Son momentos de valorar lo que cada uno de nosotros somos pero también reconocer a quienes de muchas maneras nos tendieron la mano para subir un escalón adicional dentro de nuestro proceso evolutivo o cumplimiento de misión. Sin ese apoyo, no habría sido posible. Mi público y amoroso reconocimiento a cada uno de ellos.

Agradezco y bendigo a todos aquellos que conmigo lo hicieron.  

No hay comentarios:

Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.