lunes, 2 de julio de 2012

EL MIEDO

Durante mi consulta, cuando tengo que identificar realmente que le ocurre al consultante, muchas veces he observado que el comportamiento es ubicarse en lo que se conoce como el área de confort. Significa colocarse en un espacio que, aunque no sea lo ideal, nos acostumbra a  la comodidad y se deja de lado el interés por lograr mejores objetivos, pues los cambios aterran. Pero cuando comprenden que efectivamente lo que necesitan es salir de ese espacio de viejas formas de pensar y actuar, darle un cambio a lo que parece suficiente, alcanzan retos impensados.
Queremos hacer cambios sin que ello implique que será rápido y sin uno que otro trastorno, cuando la realidad es que no hay soluciones a la carta, como el menú de los restaurantes. Hay salidas que pueden  ser largas y hasta dolorosas, pero cuyo premio es rediseñar nuestras vidas para lograr una mejor. ¿Difícil? Si, nadie dijo que era fácil, pero para salir de nuestra zona de confort, debemos primero reconocer que estamos en ella y que queremos algo mejor, aunque salir de allí produzca temor.
Y no es gritar para simular que se ha aceptado una situación diferente, si no que se está dispuesto a  retar lo que nos molesta para lograr lo  deseado, es que se ha vencido el miedo. Esto aplica en todos los aspectos de la vida: lo personal, las relaciones interpersonales, los aspectos familiares o laborales.
Los miedos son la base de sustentación que permiten mantenerse en la zona de confort, pero cuando queremos crecer, es necesario moverse de ese espacio para ubicarse un peldaño más arriba,
Sin duda alguna, quienes se arriesgan también tuvieron miedos pero los tomaron con ambas manos sin permitir que éstos les dominaran paralizándolos. Sin duda se permitieron ver sus temores desde otro espacio y negarse a continuar en el anterior. Sin duda, tomaron el control,  reconociendo que si se podía hacer, sólo bastaba subir ese peldaño superior.
Es el código de la gente exitosa, la que llega lejos, la que logra  sus objetivos.

No hay comentarios:

Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.