jueves, 2 de junio de 2016

BORO BUDUR, camino al paraiso

Quién lo construyó ni cuál fue su intención, aun no se ha podido saber, pero si se tiene claro que se inauguró dominaba la Dinastía Sailendra cerca del año 800. Este análisis se logró comparando sus relieves e inscripciones.
Arte y religión acariciando el cielo, es un espacio en Java que acapara la energía de la mente de Buda. Es un lugar sagrado directamente conectado con Shamballa, que de acuerdo con los budistas, es real en otro nivel de existencia. Cuenta la leyenda que en él están depositados unas copias de los doce mil versos que constituyen el tantra de Kalachakra y allí permanecerán hasta que haya condiciones que permitan su divulgación.

Se trata de un enorme templo ubicado en Indonesia, conformado por seis plataformas cuadradas y tres circulares entrelazadas entre sí por escaleras y corredores. Cada una representa un grado de iluminación. Más que un templo podríamos decir que es un inmenso centro iniciático plagado de imágenes destinadas a guiar a sus visitantes por una espiral ascendente que concluye en la base de una gran cúpula cónica o estupa que culmina en una inconclusa estatua  de Buda y que simboliza el inicio del todo.

A medida que se sigue ascendiendo, se pasa por una suerte de arco adornado con la cabeza de un monstruo que significa el haber superado una etapa para dar inicio a otra superior.

Observado desde cierta altura, esa combinación de círculos y cuadrados diseñan un gigantesco mandala que, según el budismo Mahayana, expresa la concepción del universo. Sin embargo, cuando se le observa  desde cerca, la cantidad de detalles aturde al visitante.

Tiene 504 estatuas de Buda de las cuales 92 son de Akshobya, el buda azul. Y se cuenta que se edifico sobre un loto que nació de las aguas, pero también se dice que esa pirámide escalonada fue construida de esa forma para apaciguar las iras del volcán Marapi. Pero las referencias son muy diversas, otra habla de que el ascenso de estos escalones implica subir de mundo del deseo hacia la purificación.


El lugar fue remodelado por la Unesco y volvió a ser lugar de peregrinaje en ocasión del Vesak, es la celebración más destacada del budismo en la que los budistas acudiendo a templos y haciendo ofrendas recuerdan a Siddhartha Gautama el Buda. Esa ceremonia consiste en caminar los tres templos hasta unirlos. Se inicia por Mendut, continuando por Pawon y finalizando en Borobudur.

No hay comentarios:

Sus comentarios, preguntas e inquietudes son importantes para mi. No dudes en hacermela saber.